endometriosis imagenes

nombres de medicamentos para endometriosis, endometriosis tratamiento natural, quedar embarazada endometriosis, endometriosis imagenes
linck en esta pagina

Uno de los problemas que más escuchamos entre las mujeres en los últimos años es la endometriosis, sobre todo porque una de las consecuencias que trae, tal vez la más angustiantes, es la esterilidad femenina. Con estos números expresamos que alrededor del 50% de las mujeres en edad reproductiva sufran endometriosis.
El útero posee un epitelio interno llamado “endometrio”, que aumenta y se diferencia a lo largo del ciclo menstrual con el fin de convertirse en un sitio propicio para la implantación embrionaria. Si no se produce la fecundación, ese endometrio se descama y se elimina durante la menstruación.
En algunos casos este tejido endometrial se implanta en sitios distintos a la cavidad uterina y da origen la endometriosis. Aunque no está en el sitio correcto, padece los mismos cambios clínicos que el endometrio uterino, por lo tanto desarma y sangra en cada menstruación. Como no tienen posibilidad de despedirlo de manera natural se conserva y se convierte en una clase quística, sobre todo cuando se localiza en los ovarios.
La endometriosis limita la fertilidad y logra provocar importantes consecuencias en la salud. Es uno de los primordiales circunstancias de esterilidad en las mujeres.

Primeros signos de la endometriosis tratamiento

El más importante signo de esta enfermedad está representado por el dolor pelviano sobre características imprecisas y sobre evolución crónica y progresiva, siendo justamente la imprecisión del dolor lo que hace difícil su conclusión.
En cuanto a la fertilidad, es frecuente saber que la endometriosis afecta la calidad de los óvulos, por una circunstancia que aún se desconoce; por otra parte, genera en la pelvis un entorno adverso para los espermatozoides e incluso para el embrión.
Paralelamente, esta enfermedad causa anomalías anatómicas que consiguen llegar a la obstrucción de las trompas de Falopio o variar la correcta articulación que debe haber entre éstas y los ovarios.

Se desconoce el motivo etiológico de este problema.

Algunos proponen que sucede por una “menstruación retrógrada” (que hace que salga tejido endometrial por las trompas hacia la cavidad pelviana), relacionada con alteraciones del sistema inmunitario (que normalmente se encargaría de limpiar los mismos restos anómalos) ligado con una predisposición genética (ya que es siete veces más frecuente de descubrir cuando se presentan familiares cercanos con esta afección).
Al ser una enfermedad de etiología desconocida no tenemos método contra su factor causal, sino dirigidos a moderar el malestar, proteger la fertilidad y restaurar las alteraciones anatómicas. Actualmente se puede realizar el tratamiento del padecimiento desde un criterio quirúrgico, medicamentoso o entre los dos (el más frecuente).
En cuanto las alteraciones físicas obstaculizan la fecundación es necesario tener las técnicas de reproducción asistida (como la fertilización In Vitro), que ofrecen buenas tasas de embarazo y significan una alentadora variante cuando la concepción se hace esperar.